Archives: BBC Mundo

Un grupo de entusiastas de las auroras boreales descubrió un nuevo fenómeno atmosférico sobre el cielo de Canadá.
Se trata de una columna de luz violácea que no había sido catalogada con anterioridad.

Los platos incluyen ensalada de aguas malas, humus de raíz de flor de león, papas fritas con chipotle de mayonesa vegana y anchoas saltadas. Los ingredientes básicos de estos alimentos han demostrado ser más resistentes a los avatares del clima.

La naturaleza y sus sorpresas: las secuoyas gigantes de Sierra Nevada en California le pueden deber su vida a un fenómeno de otro continente.

Hace unos 4.000 millones de años, Marte era otro planeta: húmedo, cálido y, muy posiblemente, estaba dotado de las condiciones adecuadas para la existencia de vida. Hoy está irreconocible: es un mundo desierto, inhóspito, y con una atmósfera de una densidad de apenas el 1% respecto a la de la Tierra.

Hace miles de años, una familia se asentó en la cima del mundo. Vivían en la meseta tibetana, a 4.200m sobre el nivel del mar, en un sitio ahora conocido como Chusang.
Esa familia dejó una marca duradera: 19 huellas de manos y pies quedaron grabadas en el barro arcilloso que se filtraba de un manantial. A juzgar por el tamaño, el grupo familiar contenía seis individuos, dos de los cuales eran niños. Pero, ¿quiénes eran? ¿Y qué los llevó a tales altitudes?

Se llamaba Paul Lengevin, era más joven que ella, alto y elegante. Además, era muy inteligente -su tesis sobre gases ionizados había sido aclamada por su ingenio-, intrépido -escaló la Torre Eiffel en busca del aire más puro para estudiar las corrientes eléctricas en la atmósfera- y célebre -elegido al College de France y la Academie des Sciences-.
El problema era que Langevin estaba casado.

Se la considera la madre del algebra moderna con sus teorías sobre anillos y cuerpos, pero su aporte a la ciencia no se restringe a las matemáticas. Su trabajo es fundamental para entender la teoría de la relatividad.

Sus nombres son una constante en los rankings de las mujeres más influyentes del planeta.

A primera vista esta foto parece que fue mal tomada o tal vez alguien estuvo jugando con filtros en algún programa de edición fotográfica. Pero lo que realmente estás viendo es una imagen que no contiene ningún píxel, la unidad más pequeña y diminuta de una imagen digital, de color rojo.

Adquirieron probablemente la capacidad de retraer el cuello para lanzar velozmente la cabeza hacia adelante -como impulsada por un resorte- para cazar a sus presas.